sábado, 26 de abril de 2014

Melancólicos recuerdos


Por Ricardo José Vega.



Mis recuerdos son una colmena llena
de dulce miel
habitada por  diversas  Dulcineas ,
las queridas   novias lindas ,
que endulzaron mi querer .

Hoy melifican mi vida
cuando en soledad me siento
a repensar recorridos
entre las aguas y el viento...
Pero no puedo evitar
recordar las amarguras
sobre todo en los finales
de romance,
cuando las aguas impuras
enturbiaban el arroyo
de ilusiones y locuras
juveniles , que alegraban
mis amores
con cada una
de las jovenes sonrientes
en la juventud florida ,
cuando no había temores ,
ni dudas ni mal recelo

porque todo eran albricias del deseo...
y las íntimas caricias
prodigaban las delicias de lo bueno ...
Y tenían color a eterno...
como leña ardiendo lenta
en la fugacidad del fuego

Hoy...son abejas de colmena
que melifican mi vida
cuando en soledad me siento
a repensar recorridos
entre las aguas y el viento

aunque claven su aguijón,
con un poco de veneno !


sábado, 5 de abril de 2014

HAIKUS


Por Vanesa Ian.


“En la distancia,
tu recuerdo lastima,
ausencia tuya”.

“Frío temido,
nieves eternas caen
estremeciéndome”.

“Ojos lejanos,
tan cerca pero lejos,
estás conmigo”.

“Labios ansiosos,
esperando tus besos,
amor distante”.

“Hondo desvelo,
como siniestro fuego,
hoguera ardiente”.

“En agonía,
sueños y pesadillas
hablan de ti”.

“Paso del tiempo,
de plata mi cabello
sin darme cuenta”.

“Vuelves a mí
entre blancas mortajas,
negros listones”.

“Tormenta negra,
eternamente sola,
el cielo llora”.

“Noche cerrada,
el mar embiste.
El paso final”.


Ranas menguantes


Por Sara Lew.


Croar maldito
en las noches sin luna
nadie en la charca

mas en las siestas
con el sol destellando
sobran visitas

mil cascabeles
en las tardes de estío
niño y chicharra

pies  encharcados
chaval y renacuajo
estrechan manos

verde y viscoso
grande, carnoso y rosa
se reconocen

bajo la lupa
primeras  disecciones
futuras culpas

experimento
de amistad entre especies
que no funciona

solo uno menos
entre tantos batracios
pero se nota

saltos anfibios
de piedra en piedra huyen
todas las ranas

junto al nenúfar
agua de verde espuma
fluye y se estanca.

Diez Haikus para un haiga


Por Romina Hernández García.


Hombre  soberbio  él
Que  toca  la  guitarra.
Sereno fantasma.


Sin conocerlo
Le veo frente a mí,
Tiene mi cara.


El  hilo  plateado
Une  mi  alma
Y  la  separa


Yace  mi  cuerpo.
Vida  durmiendo,
¿O  estoy  muerto?


Reminiscencia roja,
Titila la vista.
Está aquí, soy yo.


Negro espíritu
sin perdón,
Hombre o padre.


De nada ayuda
Cubrirme del sol,
Llueve sangre.


Calor y frío,
No tiene sentido.
La vida, el amor.


De pronto hay
Olas de luz que
tocan mis sentidos


No es verdad
Inhalo pavor,
El despertar.

jueves, 3 de abril de 2014

Insurrección

Por Raúl Omar García.


Llega el verano
y trae consigo dolor
y mucho pesar.

Zumban las moscas.
Agitan sus membranas
sobre nosotros.

Somos basura,
escoria de un planeta
inconmovible.

Aprisionados,
así nos encontramos,
como animales.

En cautiverio,
comemos nuestras heces,
bebemos orín.

De vez en cuando,
al abrirse la jaula,
hay esperanzas.

¿Qué anhelamos?
Libertad, mi estimado,
puto albedrío.

Así nos llaman:
manada de estúpidos,
carne de cañón.

Nos subestiman.
Pero hoy es el día:
habrá insurrección.

No se lo esperan,
hincamos insaciables:
nos los zampamos.



Hi no Ryuu (Dragón de Fuego)

Por Carmen Gutiérrez.


Bajo del puente,
A la luz de la luna
Ella lo espera.

Todas las noches
El río le comparte
Plegarias por él.

Su mudo llanto
Se pierde con el viento
Nadie le importa.

Él nunca llega
No escribe, no la busca.
Él ha olvidado.

Alma de acero
El tiempo la convierte
La ira la llena

Ya no espera más
Sin lágrimas, sin amor,
La luna la ve.


Él nunca sabrá,
Quizá ni le importará
Él nunca la amó.

En hierro forja
Corazón duro, frío,
Aleja el dolor.

Dragón se vuelve
Dragón solitario es
Dragón que olvidó.

Bajo del puente,
Ojos ambar de rencor
Dragón despertó.

Diez haiku para un haiga


Por gloria Neiva Antúnez Meza.


El frío ya viene,
Todo cambiaría ahora.
Los peces nadan.
.

Verde campo con,
Flores amarillas y
Azules rosas.

.
Cálido cielo,
Recuerdos y sueños, en
Las nubes blancas.

.
Estanque calmo.
Hojas que caen en ella.
El tiempo pasa.

.
Mis manos tiemblan,
La espera se alarga, Sol,
Luna, estrellas.

.
Ya cae la noche.
Los peces nadan, surge
La duda, ¿vive?

.
Pez de colores,
Ojos que no duermen y
Observan todo.

.
Lo veo llegar y
Mi corazón salta, con
Gran entusiasmo.

.
Estamos juntos.
Llueve, la calma viene.
Los peces nadan.

.
El tiempo pasa.
Las almas se unen en el
Estanque, risas.

miércoles, 2 de abril de 2014

Silencio y ascensión


Por Luis Seijas.


I
Sale del bosque
con la vista serena,
iluminado.
II
Sus poros arden
la nieve le retrasa,
retorno presto.
III
Y quiere llegar
con el ocaso, pero
feliz y dulce.
IV
Camina solo
detrás, deja sombras y
pieles curtidas.
V
Solo estuvo,
en el bosque, pensando
y meditando.
VI
Cruza el valle
a pesar de la brisa
indómita, hoy.
VII
Su mirada va,
limpia de sexo carnal
juntando flores.
VIII
Esperan verlo
y escuchar de su boca
cómo y por qué.
IX
Tanto tiempo
alejado, pero no
olvidado fue.
X
Un necesario
retiro para ser rey
de su pueblo zen.



Guía


Por Carolina Dilo.


Muy difícil es
transitar esta vida
en soledad.


Debiendo siempre,
ciegamente aceptar,
la compañía.


Por eso entrego,
con toda mi confianza,
este destino.


Por que tu,
hermano, siempre estás
junto a mi lado.


Cerca me guías
con tu paso seguro
y firme andar.


Con la certeza
de cual es el destino
donde llegar.


Solo te pido,
si abandono la marcha
querido amigo:


nunca me dejes!
pues confío tranquilo
en tu firmeza.


Con certidumbre
de saber que conoces
este camino.


De arduo trayecto,
que nunca lograría,
solo pasarlo.


El Largo Camino


Por Gean Rossi.


Yo no escogí
ser una esclava de
este negocio.

Abandonada.
Sola a la merced de
la maldad viva.

Días de flores,
maquillajes y demás.
Días duros.

Acompañante
creí que era, más no
supe la verdad.

Las cosas cambian.
Papeles al aire y
corro sin mirar.

Pétalos vuelan.
Hay aromas por doquier,
me acorralan.

Debo continuar
este largo camino.
Independencia.

Escucho su voz
A través del cerezo,
¿Me perseguirá?

Geisha fui siempre.
¿Existe la libertad?
La pienso buscar.

No me detendré,
y él tampoco vendrá;
Porque lo maté.

martes, 1 de abril de 2014

10 haikus para 1 haiga


Por Muriel Menéndez.


En la eterna unión
De la vida y la muerte
Habita el amor


Como la tierra
Que cultivada crece
Y nos da tiempo


El agua apaga
Lo que el fuego destruye,
El aire cuenta


lo dimos todo
Con el tiempo y la espera
Noche de lodo


Felices eran
Quien sin rumbo fuera a dar
Y supiera amar


Las voces dieron
La única oportunidad
De oír en silencio


Serrar la vida
De los que podian contar
Terciando sueños


Hablar en vano
Del lugar olvidado
Que marchitaron


La luz que llega
Alrededor del claro
Alumbra dentro


Vemos a un lado,
La sombra nos recuerda
En que quedamos


BOMBA ATÓMICA


Por Ricardo José Vega.


Y habia una vez
en el Celeste Imperio
las dos  ciudades

llenas de alegría
llamaban Nagasaki
e Hiroshima.

Eran dos islas
en medio del océano
y amaban vivir...

Los pescadores
los muchos artesanos
los comerciantes...

todos hermanos
y como desde siempre
como antaño

del mar vivian
y en muerte volverían
en la explosión.

Vino del cielo
como cruel castigo
tan impensado

tan dolorido
insensato y brutal
sin alarido...

El mundo loco
declaró su pecado  ...
y su insanidad

que irá arrastrando
y con dolor perpetuo...
la humanidad. !!