martes, 20 de marzo de 2012

Untitle

Por Leonardo Chirinos.

     
     Mi don está en las palabras, y estas son para ti. Puedes decirle a cualquier persona que lees tu carta de amor y espero poder reflejar aquí, lo maravilloso que es el mundo con personas como tu.
     Es curioso sentir que te amo cuando aun  no somos amigos, pero al detallar esa mirada cálida, perdida en una infinita inocencia, que me transmite esa increíble confianza y detiene el mundo en un momento, haciéndome valorar cada detalle en ese espacio que me rodea, es allí cuando con  tu brillo natural ahuyentas toda oscuridad y no deseo más que revelarte todos mis secretos.
     Es esa mirada que a la vez es dulce y alegre, mas cuando se une a esa bella sonrisa me hace inevitablemente sonreír también, pero no de la manera habitual pues la sonrisa sale del alma. Por eso me pregunto si  realmente te amo ya que al igual que tu belleza me llena de paz y tranquilidad  también la acompaña una sensación escalofriante que solo podría sentir en una pesadilla, no solo me haces preguntar ¿Quién eres? más bien ¿Qué eres? Porque causas  tantas sensaciones en mi que es imposible creer que eres igual al resto del mundo.
     Con tu compañía, cualquier cosa que influya temor no tiene lugar, es la fuerza que logras influir en mi y ese apoyo incondicional que me demuestra tu mirada, como si te conociera de toda la vida a pesar que no hemos cruzado palabras, sin embargo estoy tan agradecido con Dios por haber cruzado nuestros caminos, si con su voluntad  me permite conocerte, me sentiré sinceramente amado por él, por obsequiarme el regalo de tu bella amistad y confiar en que cuidaré de ti como un frágil tesoro de cristal.
     Entonces. ¿Qué eres? Podría apostar a que eres un Ángel, ya que me siento bendecido por saber de ti, no estoy enamorado ni obsesionado, solo estoy agradecido y espero que permitas obsequiarme la dicha de estar a tu lado y compartir contigo cualquier momento,  sea cual sea tu decisión mis puertas estarán abiertas para ti.
    Por eso te pido Señor, cuida y cerciórate de Palomba Lainez pero mantenla feliz y bendícela mucho ya que al bendecir su vida de alguna manera, también bendices la mía.





1 comentario:

  1. Que linda!!! Felicidades al autor/a! Camila.

    ResponderEliminar